Las pistas de hielo

Patinaje artístico 209 Visitas

Ya sean para pasar una tarde diferente o ganar un campeonato, las pistas de hielo son un elemento que surgió de la naturaleza, como el fuego, y que los humanos hemos aprovechado desde hace mucho tiempo. Conocer el trasfondo de su origen y uso en a actualidad te ayudará a conectarte mejor con el deporte, bien sea que lo practiques o porque te llama la atención.

Tipos de pista

Es importante conocer el terreno donde patinarás y practicarás tu disciplina deportiva, ya que las pistas de hielo pueden crearse de tres formas. A continuación, te presentamos los tipos de pistas existentes a nivel mundial:

Naturales

Las más comunes y antiguas son las hechas por la acción de las bajas temperaturas sobre las superficies líquidas como lagos y ríos. Estas son bastante frágiles e impredecibles. Su duración depende de la temperatura que haya en el ambiente.

Artificiales

La más eficaz y más usada por el hombre es la de hielo artificial, la cual se logra gracias al uso de refrigerantes o químicos especiales que se esparcen sobre un espacio de concreto o arenilla que está cubierto de agua. Estas cuentan con la facilidad de que pueden ser montadas en lugares donde el clima no permitiría la formación de pistas naturales.

Sintéticas

Estas se crean colocando varias capas de polímeros sobre una superficie plana. A pesar de ser las más prácticas de colocar, también son las más caras por el material que es usado para las planchas.

De Finlandia para el mundo

El hombre esta patinando en el hielo desde hace 3000 años aproximadamente. Según varios reportes indican que Finlandia es el lugar de origen de este elegante y acrobático deporte. No sería sino hasta el siglo XIII que los holandeses se las ingeniarían para colocarle láminas de metal a las suelas de los patines.

De ahí en adelante, las pistas de hielo y sus múltiples usos se esparcieron por todo el mundo gracias al auge y popularidad del hockey, patinaje artístico, de velocidad, y el curling (juego que consiste en lanzar con precisión un disco al centro de una diana colocada en el hielo y que se vale de una especie de escobilla para frenar y controlar la trayectoria del mismo).

Es tanto así, que estas superficies congeladas acompañan a las laderas nevadas en el puesto de lugares predilectos para la práctica de estos deportes de invierno, muchos de los cuales, gracias a su importancia, cuentan con competiciones oficiales como los Juegos Olímpicos de Invierno.

Un futuro brillante

De un simple fenómeno natural a la arena donde se deciden las medallas de las Olimpiadas, las pistas de hielo están engranadas en el cerebro humano como un elemento que proporciona diversión, adrenalina, constancia, disciplina y estrategia, todo al mismo tiempo.

Ni los finlandeses, ni los holandeses de antaño pensarían en lo importante que se volvería su pasatiempo favorito. Ahora que conoces mejor las pistas de hielo, practica con constancia y disciplina tu pasión, para que logres destacar y convertirte en el mejor.

Compartir

Comentarios